Las mujeres y el comercio exterior

El comercio y la política comercial tienen repercusiones diferentes para los hombres y las mujeres, ya que estas pueden enfrentarse a mayores obstáculos al tratar de participar en la economía. Más de 100 Miembros de la OMC apoyan la adopción de una declaración ministerial para que el comercio funcione más eficazmente en beneficio de las mujeres.

Los datos muestran que las mujeres se enfrentan a mayores obstáculos al comercio que los hombres debido a prohibiciones legales a su participación en la economía, la discriminación en la concesión de financiación, la persistente brecha digital de género y las carencias de conocimientos sobre el comercio y las normas comerciales. La urgencia de la cuestión se ha acentuado durante la crisis provocada por la COVID-19 y un informe de la OMC ha confirmado que las mujeres corren el riesgo de sufrir más que los hombres las perturbaciones del comercio generadas por la pandemia.


Sin embargo, el comercio puede fomentar el empoderamiento económico de las mujeres. La elaboración y aplicación de políticas comerciales sensibles al género pueden promover la igualdad de género, entre otras cosas mediante Acuerdos de la OMC que hayan sido concebidos teniendo en cuenta consideraciones relativas al género. Las políticas pueden abarcar incentivos financieros y no financieros, la contratación pública y la creación de capacidad. La repercusión desproporcionada que ha tenido la pandemia en las mujeres empresarias y trabajadoras ha suscitado peticiones para que se incrementen las iniciativas a nivel local, nacional y regional.


Desde 2016, la Secretaría de la OMC ha trabajado para incorporar las cuestiones de género en su labor sobre la base del Plan de Acción sobre Comercio y Género 2017-2020 y el plan posterior para 2021-2026. Esta labor está dirigida por la unidad de la OMC encargada de las cuestiones de comercio y género, que tiene como objetivo facilitar la labor de los Miembros, impulsar la investigación con la ayuda del Centro de Investigación sobre Cuestiones de Género, apoyar la reforma de la Ayuda para el Comercio, impartir formación a los funcionarios gubernamentales y las mujeres empresarias, y sensibilizar respecto de la relación entre el comercio y el género. Los Miembros han incorporado cada vez más las cuestiones de género en sus exámenes de las políticas comerciales y se han organizado más estudios y talleres para seguir fundamentando la labor en la OMC.


Para llevar adelante esta labor, más de 100 Miembros de la OMC se proponen adoptar la primera “Declaración Ministerial Conjunta sobre la Promoción de la Igualdad de Género y el Empoderamiento Económico de las Mujeres en el Comercio” en la Duodécima Conferencia Ministerial, a fin de que:


  • las mujeres se beneficien de la mejora de la recopilación y el análisis de datos desglosados por género, lo que permitirá a los Gobiernos adoptar políticas sensibles al género que aborden sus necesidades específicas y reducir las brechas de género en el ámbito social, político, cultural y económico;

  • las mujeres se beneficien de instrumentos y programas de política comercial basados en datos y destinados a aumentar su participación y liderazgo en el comercio;

  • las mujeres se beneficien de la integración de una perspectiva de género en la labor de los comités y órganos de la OMC, de modo que los Miembros puedan adoptar decisiones a nivel plurilateral y multilateral que apoyen el empoderamiento económico de las mujeres;

  • las mujeres se beneficien de la incorporación de una perspectiva de igualdad de género en la Ayuda para el Comercio, en particular alentando a los donantes e interlocutores gubernamentales a formular, aplicar y supervisar proyectos que apoyen el empoderamiento económico de las mujeres.



Nota completa de la OMC (Organización Mundial del Comercio): https://www.wto.org/spanish/thewto_s/minist_s/mc12_s/briefing_notes_s/bfwomen_and_trade_s.htm

13 visualizaciones0 comentarios